lunes, 30 de enero de 2012

¿Qué te cuesta?

En la era del consumo, la inmediatez y lo descartable, donde los cepillos de dientes se cambian cada dos meses, el celular una vez por año como mínimo, la compu cada dos años queda obsoleta, las viandas se entregan en bandejas de plástico y se acompañan con utensilios descartables, los pañales se usan y se tiran, ¿qué te cuesta, a vos empresario, o a vos creativo, diseñar una máquina de implantes mamarios descartables? Algo fácil de poner y sacar. Sin pasar por el quirófano. Autoadhesivo, económico, rápido, útil, práctico y accesible. En varios colores, modelos y tamaños. De venta libre en kioscos, supermercados, estaciones de servicio y, hasta incluso, en parque de diversiones.


Rentabilidad  garantizada.
Las que somos una tabla de planchar las consumiríamos a morir, y las más transgresoras, podrían animarse ir un paso más allá, y en vez de dos, ponerse tres tetas.
30 de enero de 2012 – Diario de Maria Pena, UN NEGOCIO REDONDO. POR DONDE SE LO MIRE.

3 comentarios:

  1. ¡Interesante propuesta!
    También podrían ponerse una en la espalda, para variar un poco :)
    Buena entrada.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡O una teta en la frente como tercer ojo!

      Eliminar
  2. Me gusta en la frente , seria mas cercano un cara a cara , mas materno.

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar